Según los últimos datos aportados por el Gobierno turco, el número de personas extranjeras que visitan el país para hacerse un injerto capilar en Turquía asciende a más 700.000 al año. Una cifra realmente increíble que da buena prueba de los excelentes resultados que ofrecen los hospitales especializados en trasplantes capilares que están ubicados en Turquía.

Además de por los resultados, muchas personas deciden hacerse un trasplante capilar en Turquía por la gran experiencia que tienen las clínicas y hospitales y por la innovación tecnológica que incorporan en sus intervenciones. Se puede decir, por tanto, que viajar a Turquía para someterse a este tipo de tratamiento estético se ha convertido en una buena inversión para todos los hombres que quieren recuperar su cabello.

A Turquía acuden hombres de todas las partes del mundo, pero una de las nacionalidades que tiene mayor presencia es la española. Y es que resulta realmente sencillo organizar un viaje a Turquía (el turismo sanitario está muy de moda) para someterse a una intervención de injerto capilar y disfrutar de unos cuantos días de vacaciones en el país.


Ventajas de un injerto en Turquía

En la actualidad, Turquía se ha convertido en uno de los países del mundo donde más trasplantes capilares se llevan a cabo, debido en gran parte a las excelentes condiciones que ofrece a los usuarios. Ventajas muy atractivas que no están disponibles en otros países, y que provocan que una gran cantidad de personas decidan visitar Turquía para someterse a este tipo de intervención estética.

Los hospitales especializados en injertos capilares que operan en Turquía cuentan con una larga trayectoria a sus espaldas, por lo que saben perfectamente cómo realizar la intervención para obtener los mejores resultados. Por otro lado, cuentan en España con empresas que trabajan con dedicación para eliminar todo tipo de barreras y agilizar todo el proceso, haciéndolo realmente sencillo.

Otra gran ventaja de hacerse un injerto capilar en Turquía está en el precio, ya que someterse a este tipo de intervención estética de calidad es mucho más barato que en otros países como España, Alemania o Francia. En algunos casos, el trasplante capilar puede llegar a costar la mitad que en un país europeo. Por ello, no resulta extraño que cada vez más usuarios decidan viajar hasta Turquía para hacerse un injerto capilar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales